Arquitectura de Málaga

Base de datos arquitectónicos de la ciudad de Málaga

Edificio Taillefer

El edificio fue construido para albergar la sede central de la empresa del automóvil de Augusto Taillefer –miembro de una saga familiar de ingenieros y empresarios de ascendencia francesa dedicados al sector de la electricidad, asentados en Málaga desde el último tercio del siglo XIX- continuadora de la labor iniciada en Málaga por Garaje Inglés, dedicada a la importación de las marcas Austin, Morris y Studebaker, y a la fabricación y montaje de carrocerías.

Desde su construcción se convirtió en un edificio emblemático en la ciudad dada su estratégica y céntrica situación, prácticamente en la confluencia de la Alameda Principal con la calle Larios, y también debido a su dedicación exclusiva al uso comercial y administrativo. Su entidad iría unida asimismo a la importancia de la autoría del proyecto, encargado a dos representativos integrantes del grupo centro del GATEPAC: Ramón Aníbal Álvarez García-Baeza y, sobre todo, Fernando García Mercadal, uno de los principales introductores y difusores del racionalismo en España y uno de los máximos impulsores del GATEPAC. En Málaga García Mercadal había trabajado ya en 1941 en el proyecto de las Casas de Cantó, junto al arquitecto Pablo Cantó Iniesta.

Ocupa una parcela irregular en la acera norte de la Alameda Principal, “enfrentado” a otro edificio destacado de la ciudad: la Equitativa. Ambas construcciones desarrolladas prácticamente en paralelo configuran un espacio urbano de singular significación. Un patio interior abierto a partir de la segunda planta, que dibuja una forma trapezoidal, organiza la distribución de oficinas y sirve de entrada de luz matizada por claraboya. Consta de dos fachadas jerarquizadas: la principal, con la portada de acceso, abre a la Alameda Principal, y la trasera a la calle Martínez. La primera se articula en altura ayudada del tratamiento distintivo de los materiales. La planta baja y la entreplanta funcionan a modo de zócalo pétreo sobre el que se elevan los cuatro pisos más dos que a modo de ático concluyen la altura; en ellos el paramento de ladrillo ejerce su dominio, contrastando su color y sobriedad con la blancura de la piedra en las calles de los dos pisos-ático, y el marcaje de las esquinas simulando aparejo rústico, trazando un juego de alternancia plástica. Líneas de imposta poderosas se decoran con ménsulas. Culmina el edifico un pretil de silueta mixtilínea jalonado de formas apiramidadas, en fuerte contraste de nuevo con la contención del cuerpo del zócalo. En el eje de simetría la oposición material y simbólica se repite, reservando la grandilocuencia de la entrada al piano nobile; éste confirma su significación a través de una balconada de perfil curvo, la molduración distintiva de los vanos y el resale del balcón central a través de baquetones mixtilíneos, pilastras cajeadas, composiciones apiramidadas y volutas que sirven de enlace con el vano superior, en clara referencia a una tradición historicista.

La concepción pseudo palacial de la fachada se combina con las referencias retablísticas en un maridaje de resultado extraño, aunque acorde quizás con las exigencias representativas en la configuración de una imagen de prestigio. Se podría hablar de una aceptación por el régimen autárquico de ciertos valores del movimiento moderno en lo que de contención y sobriedad presenta, aunque no exenta de representatividad. En este caso la “necesidad” de adecuarse a las exigencias del promotor privado y el peso histórico del emplazamiento se sobreponen a las claves racionalistas.

En el interior el portal responde a un similar juego entre la sobriedad arquitectónica y la representatividad en el uso de materiales nobles como el mármol, resultando una magnificencia elegante y contenida. Las claves significativas se completan con un el despliegue en cada planta de un programa figurativo alegórico, a través de los murales alusivos a trabajos malagueños, obra del pintor malagueño Luis Bono.

BRG

pro

Galería


Mapa Proyecto


Bibliografía

CAMACHO MARTÍNEZ, Rosario (dir.), Guía Histórico-Artística de Málaga, Málaga, Arguval, 2006, p. 185.

CANDAU, Mª Eugenia; DÍAZ PARDO, José Ignacio; RODRÍGUEZ MARÍN, Francisco, Málaga. Guía de arquitectura, Málaga-Sevilla, Junta de Andalucía, Colegio de Arquitectos de Málaga, 2005, pp. 92-93.

HURTADO SUÁREZ, Mª Inmaculada, "La azarosa pervivencia de la modernidad en el primer franquismo", en MÉNDEZ BAIGES, Maite (ed.), Arquitectura, ciudad y territorio en Málaga (1900-2011), Málaga, Geometría, 2012, p. 148.

PÉREZ ESCOLANO, Víctor (dir), 50 años de arquitectura en Andalucía. 1936-1986, Sevilla, Consejería de Obras Públicas y Transporte, 1986, p. 253.

MOLINA ROMÁN, Carlos, Arquitectura y Urbanismo en la Málaga de la Autarquía, Memoria de Licenciatura inédita, Universidad de Málaga, 1986.

Observaciones

El letrero metálico AUSTIN, situado en la cornisa, hoy ausente, formaba parte de la identificación del edificio. Existe una propuesta de protección incluida en el Registro de Arquitectura Contemporánea de la Junta de Andalucía.

Información General

Denominación:Edificio Taillefer
Dirección:Alameda Principal, 6,
Zona:Distrito 1, Centro
Estado de Conservación:Bueno
Protección:
Grado:Nivel de Protección Arquitectónica (Grado I)
Tipologia: Edificio administrativo
Usos:Administrativo y Comercial
Estilo: Eclecticismo
Agentes:

Ramón Anibal Álvarez-Baeza (Arquitecto Proyecto)

Fernando García Mercadal (Arquitecto Proyecto)

Enrique Atencia Molina (Arquitecto Dirección de obras)

Cronología: