Arquitectura de Málaga

Base de datos arquitectónicos de la ciudad de Málaga

Edificio Gaudí

La idea del ensanche del centro histórico hacia el este se desarrolló físicamente a partir de la década de 1960, mediante una gran vía que se abría en medio del tradicional barrio de El Perchel como un sventramento que lo dividió en dos partes; una autopista urbana que continuaría el eje Alameda-Parque flanqueada por una serie de piezas arquitectónicas exentas entre zonas verdes y espacios públicos, lo que contrarrestaría la densidad de población de la ciudad. Otra de las intenciones era la de comunicar la ciudad histórica con la barriada autárquica de Carranque.

Durante esta década se realizaron la mayoría de demoliciones y el nuevo trazado viario, que era competencia del Instituto Nacional de Urbanización (INUR). En 1971 se inauguró el nuevo puente que sustituiría al antiguo de Tetuán y que pondría en comunicación vehicular la Alameda Principal y esta nueva travesía urbana. Fue entonces cuando el proceso se aceleró con la venta y subasta de los lotes de solares.

Para contrarrestar la densificación urbana se propuso un diseño con piezas arquitectónicas exentas que se compondrían principalmente a partir de dos elementos constructivos: un bloque vertical que descansa sobre otro horizontal dispuesto a modo de basamento, quedándose así libre un gran número de metros cuadrados dispuestos para uso público, tanto viario como zonas verdes.

Se trata de un conjunto urbano ambicioso que formalmente podría haber aceptado una mayor altura en sus inmuebles, lo que hubiese dotado a Málaga de un skyline más interesante tras la pérdida del barrio de El Perchel.

Aproximadamente la mitad de inmuebles residenciales fueron promovidos mediante cooperativas para acoger a los trabajadores de distintas instituciones. Las torres se reservaron a viviendas, mientras que en sus bajos y entreplantas se dispusieron tanto comercios como oficinas, mientras que los estacionamientos vehiculares se relegaron a las plantas de sótano. Los diseños son volúmenes compactos con un cuerpo de comunicación vertical centralizado que permitió una distribución perimetral de las viviendas, de amplio desarrollo en planta ya que se destinaban a una clase social media-alta; con este desarrollo se evitaba la construcción del tradicional patio interior.

El Edificio Gaudí es el más llamativo del conjunto. No pasa desapercibido gracias a sus curiosas formas.

Su basamento posee planta rectangular, la entreplanta de éste se ilumina gracias a una serie de ventanas dispuestas a lo largo de una banda horizontal. La torre de viviendas que descansa sobre él posee planta mixtilínea. Queda alineada al lateral este, ya que conforma una simetría volumétrica con la torre siguiente, obra de los mismos autores y también promovida por la empresa Copinsa (hoy Myramar, cuyo cartel es visible sobre su azotea), en relación a la calle peatonal que las separa y que forma parte del eje de uno de los antiguos pasos peatonales (hoy cegado) que atravesaban subterráneamente esta travesía urbana. Los portales de ambos inmuebles se disponen en las fachadas contrarias a esta pequeña calle, para dotarlos de una mayor privacidad.

La configuración formal de la torre es un evidente homenaje al arquitecto catalán Antoni Guadí. Sus curiosas formas se inspiran en las casas Batllò y Milá, obras de principios del siglo XX. El tratamiento de las piezas seriadas de sus terrazas le atribuyen cierto aspecto pétreo, y recordemos que el famoso apelativo con el que se conoce a una de las viviendas del arquitecto catalán es la Pedrera, debido a sus formas pétreas; de ésta toma incluso el uso de los respiraderos-guerreros, elementos muy simplificados y casi anecdóticos en el proyecto de García y Ramos. Habría que citar que la relación formal entre los resultados de ambas ciudades va más allá de la comparativa entre sendos ejemplos arquitectónicos, ya que el edificio malagueño se ubicaba en lo que debiera ser la avenida más importante de la nueva ciudad, la Prolongación de la Alameda, poniendo así en correspondencia su significativo papel, y el del Passeig de Gràcia, donde se construyeron los de Gaudí, una de las arterias más transitadas de toda Barcelona.

Las fachadas principales, a las que abren las grandes terrazas “pétreas”, se orientan hacia el norte (Avenida de Andalucía) y el sur (Avenida de la Aurora). Poseen un perfil ondulado que se proyecta hacia fuera. Es un alzado serpenteante que confluye desde los extremos en una gran jardinera en cada una de sus plantas, que pretendía la creación de un auténtico jardín colgante a modo de cascada vegetal, si bien esta idea no ha sido continuada por la mayoría de sus residentes. Las fachadas secundarias, en las que se disponen los lavaderos, se pliegan hacia el interior y en ellas se hace un uso mucho más reducido de las piezas de hormigón, limitadas a franjas verticales que enmarcan las ventanas de las habitaciones.

Sin lugar a dudas, el elemento más destacado de esta construcción son los prefabricados. Poseen un tratamiento abujardado, creado debido al uso de moldes rústicos de madera cubiertos con porespán. Se crearon unos diez o doce tipos de piezas distintas que fueron girándose y adaptándose a distintas posiciones. Su color claro hace que destaquen sobre el fondo oscuro aplicado sobre los paramentos, característica típica en algunas construcciones de García y Ramos. Por todas estas características formales, no es de extrañar que sea uno de los iconos más reconocibles de la Prolongación por parte de los malagueños.

pro

Galería


Mapa Proyecto


Bibliografía

BONED PURKISS, Javier, Málaga. El oficio de la arquitectura moderna 1968-2010, Geometría, Málaga, Monografías de Arquitectura y Urbanismo, 2011, pp. 56-67.

MÉNDEZ BAIGES, Maite, “El relax expandido”, en MARÍN COTS, Pedro; PÉREZ DE LA FUENTE, Iñaki y MÉNDEZ BAIGES, Maite, El Relax expandido. La Economía Turística en Málaga y la Costa del Sol, Servicio de Programas Europeos (Observatorio de Medio Ambiente Urbano), Ayuntamiento, Colegio de Arquitectos de Málaga, Málaga, 2010.

SANTANA GUZMÁN, Antonio Jesús, "Dotaciones y proyectos urbanos para una nueva capital", en MÉNDEZ BAIGES, M. (ed.), Arquitectura, Ciudad y Territorio en Málaga (1900-2011), Geometría, Málaga, 2012, p. 243.

Fuentes orales:

Antonio García Garrido, Arquitecto.

Observaciones

Responde al modelo de los inmuebles de la Avenida de Andalucía (Polígono Alameda o Prolongación), una serie de piezas arquitectónicas exentas compuestas principalmente a partir de dos volúmenes: uno horizontal a modo de basamento y otro vertical que descansa sobre aquél.

Información General

Denominación:Edificio Gaudí
Dirección:Avenida de Andalucía, 19, Avenida de la Aurora, 30
Zona:Distrito 1, Centro
Estado de Conservación:Bueno
Protección:
Grado:0
Tipologia: Vivienda plurifamiliar
Usos:Residencial y comercial
Estilo: Funcionalismo Organicismo
Agentes:

Antonio García Garrido (Arquitecto )

Eduardo Ramos Guerbós (Arquitecto )

Cronología: